Saltar al contenido

Cómo tener la piel más blanca y sin manchas naturalmente

agosto 10, 2018
cómo tener la piel blanca

Tal vez te has dado cuenta de que tu piel ha ido perdiendo su brillo o su color natural, bien sea por culpa del sol, de la tierra o el polvo, de enfermedades cutáneas, entre otros problemas que podrían contribuir al daño o cambio en la coloración de tu piel.

Pero, es posible que también te hayas hecho muchas veces la pregunta de cómo tener la piel blanca ¿Es cierto

Pues, ya no debes preocuparte, porque todo lo que necesitas aprender, conocer, o saber, está en éste artículo, en dónde aprenderás sin duda alguna a aclarar tu piel hasta llegar a la tonalidad blanca que quieres o que necesitas para estar nuevamente en tu tono de piel normal.

Por supuesto, existen muchos métodos médicos que son muy buenos para tener la piel blanca, ya que hoy en día se han podido desarrollar miles de estrategias y propuestas que hacen que el tono de tu piel cambie increíblemente.

Sin embargo, es muy bien sabido que, así como los tratamientos médicos son excelentes, en ocasiones pueden ser muy peligrosos o complejos de usar, ya que atraerían diferentes consecuencias en tu propia salud corporal, como es en tu piel, entre otros problemas más graves.

 

Cómo tener la piel blanca y suave naturalmente

cómo tener la piel blanca
cómo tener la piel blanca

Por lo general, la piel es muy sencilla de tratar con algunos tratamientos delicados y efectivos, obviamente dependiendo del tipo de piel que poseas, ya que no a todo el mundo se les cumplen los mismos resultados favorables.

Asimismo, es necesario que sepas cómo tener la piel blanca naturalmente, ya que es la forma menos peligrosa de acudir al cambio en la coloración de tu piel, y sobre todo es la manera más económica con la que puedes tener un estado corporal mejor.

A continuación, éstos son algunos tratamientos naturales o consejos que sin duda alguna te encantarán al momento de contar con una mejora al tener la piel blanca como lo deseas, o como simplemente deberías naturalmente.

 

Cambia tu rutina

Una manera muy sencillas de poder tener la piel blanca naturalmente, es cambiando de rutina diaria, en la cual incluye posiblemente las exposiciones constantes ante los rayos del sol, que es la principal de las razones de la alteración en el color de la piel.

Por eso, es recomendable que trates de cubrirte siempre del sol, bien sea usando sombreros o gorras, cremas protectoras solares, entre otros, que son formas muy fáciles de hacer que el sol no te afecte más de lo que quieres.

Por otra parte, puedes empezar a exfoliar tú cara todos los días, o por lo menos una vez por semana, que es otra forma natural de hacer que tu piel se vuelva blanca, y de cambiar la rutina descuidada que tal vez poseías anteriormente.

 

Remedios naturales para tener la piel blanca

Claramente, los remedios naturales son muy efectivos a la hora de combatir cualquier tipo de mal que puedas adquirir por culpa de las molestias de la naturaleza, como son los rayos solares, entre otros factores influyentes en los daños de la piel.

 

Jugo de limón

Uno de los remedios más fantásticos para tener la piel blanca, es el limón, que sirve cómo un exfoliante profesional, gracias a los ácidos y cítricos que hacen que tu piel se desprenda de todas las impurezas y oscurecimientos constantes.

Y, al prepararlo, sólo tienes que tomar uno o dos limones y exprimirlos en una taza con agua; debes tratar de que la preparación quede algo lisa para que el limón no te vaya a hacer daño por ser tan fuerte.

Así, pues, aplícalo luego en tu piel, dejándolo actuar por unos quince minutos más o menos, para después retirar con suficiente agua, preferiblemente tibia.

 

Sábila

Otro de los remedios que debes tener en cuenta siempre a la hora de mejorar el estado de tu piel, es el de sábila, que cuenta con todas las propiedades, componentes y nutrientes que necesita tu piel para emblanquecer rápidamente.

En éste caso, simplemente debes tomar un pedazo de sábila, pelarla, lavarla y frotarla muy bien por toda tu piel sin hacerte daño obviamente, es decir, de manera muy suave, hasta que ya tengas las zonas que quieres emblanquecer cubiertas.

De ésta forma, puedes dejar que actúe la sábila por unos diez o veinte minutos para después enjuagarte con mucha agua.

 

Mascarillas naturales

Es obvio que las mascarillas también son imprescindibles en el tratamiento para blanquear tu piel de manera muy efectiva. Además, también son increíbles para eliminar al mismo tiempo las impurezas que te atacan a diario.

Agua de rosas

Naturalmente la mascarilla de agua de rosas se contiene de múltiples propiedades que te ayudan bastante a eliminar o quitar completamente las células muertas que son la causa de una piel rústica, manchada y seca.

Entonces, debes combinar dos cucharadas de agua de rosas con dos más de leche, una cucharada de zumo de limón, y una de harina de garbanzo, cuyos ingredientes adicionales ayudan a elevar el poder del agua de rosas.

Debes aplicar éste tratamiento a diario, dejando que la crema actúe por veinte minutos para luego retirar con agua.

Harina de garbanzo

Aunque no lo creas, la harina de garbanzo es fantástica, no sólo para nutrir y aliviar las impurezas de tu piel, sino también para hacer que ésta se vuelva blanca, eliminando así las molestas manchas que te afectan en éste sentido.

Para hacer ésta mascarilla, debes unir dos cucharadas de harina de garbanzo y una taza con agua, mezclando hasta obtener una crema suave y espesa. Pero, si deseas incrementar su poder, puedes integrar media cucharada de cúrcuma o una de limón.

Además, en el uso debes aplicar masajes ascendentes, y dejar la mascarilla en tu piel hasta que seque completamente, para después retirar con agua.

Para terminar, es importante que nunca dejes de usar los métodos naturales para hacer de tu salud algo mejor.

Por tanto, es recomendable que te quedes en éste lugar, y disfrutes así de los beneficios que te ofrecen las soluciones naturales, al igual que cómo tener la piel blanca. Los productos comerciales pueden llegar a ser peligrosos como lo dice un artículo de El Espectador, ahí puedes ver más información al respecto.

Recuerda que en cada acción que hagas puedes tener alguna reacción, bien sea desfavorable o beneficiosa, pero de la cual puedes sacar mucho provecho.